domingo, 27 de febrero de 2011

Los mejores momentos de la vida

Algunos de los mejores momentos de la vida puede que sean:

Enamorarse.

Reírse hasta que te duela la tripa.

Encontrar miles de e-mails cuando vuelves de las vacaciones.

Pasear por algún lugar bonito.

Escuchar tu canción favorita en la radio.

Acostarte en tu cama y escuchar como llueve fuera.


Salir de la ducha y que la toalla esté calentita.

Aprobar tu último examen.

Recibir una llamada de alguien que hace mucho no ves.

Una buena conversación.

Encontrar dinero en un pantalón que no usabas desde el año pasado
.

Reírse de uno mismo.

Llamadas a la medianoche que duran horas.

Reírse sin motivos.

Escuchar accidentalmente que alguien dice algo bueno de ti.

Despertarte y darte cuenta que todavía podías dormir un par de horas.

Escuchar la canción que te hace recordar a 'esa' persona especial.

Ser parte de un equipo.

El primer beso.

Hacer nuevos amigos.

Sentir cosquillitas en la panza cada vez que ves a 'esa' persona.


Pasar un rato con tus mejores amigos.

Ver felices a las personas que quieres.

Usar el jersey de la persona que te gusta y que todavía huela a su perfume

Volver a ver a un viejo amigo y sentir que las cosas no han cambiado.

Mirar un atardecer.

Tener a alguien que te diga que te quiere.

lunes, 21 de febrero de 2011

El corazón perfecto

Un día, un hombre joven se situó en el centro de un poblado y proclamó que él poseía el corazón más hermoso de toda la comarca. Una gran multitud se congregó a su alrededor y todos admiraban y confirmaban que su corazón era perfecto. Si, coincidieron todos en que era el corazón más hermoso que hubieran visto. Al verse admirado el joven, se sintió más orgulloso aún, y con mayor fervor aseguró poseer el corazón más hermoso de todo el vasto lugar. De pronto, un anciano se acercó y dijo: "¿Por qué dices eso, si tu corazón no es ni tan, aproximadamente, tan hermoso como el mio?" Sorprendidos, la multitud y el joven miraron el corazón del viejo y vieron que, si bien latía vigorosamente, éste estaba cubierto de cicatrices y hasta había zonas donde faltaban tozos, y estos habían sido reemplazados por otros que no encastraban perfectamente en el lugar, pues se veían bordes y aristas irregulares en su derredor. Es más, había lugares con huecos, donde faltaban trozos profundos. La mirada de la gente se sobrecogió ¿cómo puede él decir que su corazón es más hermoso?, pensaron. El joven contempló el corazón el anciano y al ver su estado desgarbado, se echo a reír. "Debes estar bromeando" dijo, "compara tu corazón con el mío. El mío es perfecto. En cambio, el tuyo es un conjunto de cicatrices y dolor". "Es cierto" dijo el anciano, "tu corazón, luce perfecto, pero yo jamás me involucraría contigo. Mira, cada cicatriz representa una persona a la cual entregue todo mi amor. Arranque trozos de mi corazón para entregárselos a cada uno de aquellos que he amado. Muchos, a su vez me han obsequiado un trozo del suyo que he colocado en el lugar que quedó abierto. Como las piezas no eran iguales, quedaron los bordes por los cuales me alegro, porque al poseerlos me recuerdan el amor que hemos compartido. Hubo oportunidades en las cuales entregué un trozo de mi corazón a alguien, pero esa persona no me ofreció un poco del suyo a cambio. De ahí quedaron los huecos. Dar amor es arriesgar, pero a pesar del dolor que esas heridas me producen al haber quedado abiertas, me recuerdan que los sigo amando y alimentan la esperanza de que algún día, tal vez, regresen y llenen el vacío que han dejado en mi corazón. ¿Comprendes ahora lo que es verdaderamente hermoso?". El joven permaneció en silencio, lágrimas corrían por sus mejillas. Se acercó al anciano, arrancó un trozo de su hermoso y joven corazón y se lo ofreció. En anciano lo recibió y lo colocó en su corazón, Luego, a su vez, arrancó un trozo del suyo ya viejo y maltrecho y con el tapó la herida abierta del joven. La pieza se amoldó, pero no a la perfección. Al no haber sido idénticos los trozos, se notaban los bordes. El joven miró su corazón que ya no era perfecto, pero lucia mucho más hermoso que antes, porque el amor del anciano fluía en su interior. ¿Desde aquí puedo ver lo hermoso que es tu corazón!.

domingo, 13 de febrero de 2011

San Valentín

La historia de San Valentín tiene lugar en la Roma del siglo III a.C, época en la que el cristianismo era perseguido. En este periodo también se prohibía el matrimonio entre los soldados ya que se creía que los hombres solteros rendían más en el campo de batalla que los hombres casados porque no estaban emocionalmente ligados a sus familias.

Es en estas circunstancias cuando surge la figura de San Valentín, un sacerdote cristiano que ante tal injusticia decide casar a las parejas bajo el ritual cristiano a escondidas de los ojos romanos.

Valentín adquiere por proteger a los enamorados y auspiciar bodas secretas gran prestigio en toda la ciudad y es llamado por el emperador Claudio II para conocerle. El emperador romano ordenó al gobernador de Roma que procesara al sacerdote.

Mientras estuvo encerrado, su carcelero le pidió que diera clases a su hija Julia, a base de lecciones y horas juntos, Valentín se enamoró de la muchacha. La víspera de su ejecución envió una nota de despedida a la chica en la que firmó con las palabras "de tu Valentín", de ahí el origen de las cartas de amor y poemas que se envían los enamorados en la actualidad y de la expresión de despedida "From Your Valentine"; conocida en todo el mundo adjunta en miles de postales de San Valentín. San Valentín fue ejecutado un 14 de febrero.

En el año 496 d.C el Papa Gelasio decidió que el día 14 de febrero sería el día en el que se honraría a San Valentín.

Poco a poco el día 14 de Febrero se iba convirtiéndose en una fecha en la que se intercambiaba mensajes de amor, y San Valentín se convirtió en el patrón de los enamorados.

martes, 8 de febrero de 2011

Enamorada de una isla

MENORCA


Al este de España y pleno Mar Mediterráneo, se encuentra un archipiélago de incalculable valor paisajístico, que deja al turista enamorado desde el primer momento que pisa sus hermosas tierras. Sus islas Menorca, Mallorca, Ibiza, Formentera y la pequeña Cabrera conforman una encrucijada en la que aun queda huella de los pueblos que habitaron estas islas.



Pero yo voy a destacar, la que para mi es la mas hermosa, la primera en ver salir el sol y la primera en despedirlo dejando paso a la mágica noche que hace que esta isla sea aun más especial, Menorca.


Menorca es una isla de espectaculares, y a la vez, sugestivos paisajes. Su territorio, plano y suavemente ondulado, se hunde bruscamente en el mar formando magníficos acantilados; su litoral está preñado de pequeñas calas de arenas blancas formando remansos de aguas transparentes. El paisaje menorquín constituye un notable intento de conseguir la máxima armonía entre naturaleza y urbanización.
Y entre numerosos pueblos, algunos de ellos pesqueros, caben destacar sus dos grandes ciudades. La primera de ellas Maó, situada en un puerto natural de 5 km de longitud, se describe como el más bellos del Mediterráneo, aun puede verse en ella la influencia británica en los numerosos edificios de estilo gótico inglés
Y que decir de Ciutadella, esa hermosa y aristocrática ciudad situada en el fondo de un pequeño estuario y que se llena de magia al llegar la noche. Allí pueden verse los hermosos palacios de influencia italiana, que le dan a Ciutadella una aire señorial y la vez pintoresco que enamora al visitante desde el primer momento que llega a la ciudad.


Y para terminar en este pequeño homenaje a Menorca, destacar su gastronomía, artesanía y fiestas. La ensaimada, el queso de Maó, la pomada menorquina, la sobrasada o la coca bien dulce o salada son algunos de los alimentos esquisitos que caben destacar, pero sobre todos sus pescados y mariscos y la famosa caldereta de langosta. En cuanto a la artesanía, son famosas las abarcas menorquinas, así como el vidrio, cerámica, bordados, piel, plata, bisutería, joyería, perlas e incluso las últimas tendencias en moda. Y en cuanto a las fiestas, destacar la principal atracción turística de esta maravillosa isla, los Jaleos, en los que los jinetes o caixers, vestidos de blanco y negro, van sobre sus caballos por las calles del pueblo haciendo saltar a los caballos al ritmo de las canciones típicas y el alborotado gentío hace saltar a los équidos como símbolo de poderío y nobleza. he aquí un vídeo de los jaleos de las fiesta de Ferreries.


video
Espero que os guste y os entre ganas de visitar esta hermosa isla llena de naturaleza, historia, arte, cultura y sobre todo belleza.