martes, 8 de febrero de 2011

Enamorada de una isla

MENORCA


Al este de España y pleno Mar Mediterráneo, se encuentra un archipiélago de incalculable valor paisajístico, que deja al turista enamorado desde el primer momento que pisa sus hermosas tierras. Sus islas Menorca, Mallorca, Ibiza, Formentera y la pequeña Cabrera conforman una encrucijada en la que aun queda huella de los pueblos que habitaron estas islas.



Pero yo voy a destacar, la que para mi es la mas hermosa, la primera en ver salir el sol y la primera en despedirlo dejando paso a la mágica noche que hace que esta isla sea aun más especial, Menorca.


Menorca es una isla de espectaculares, y a la vez, sugestivos paisajes. Su territorio, plano y suavemente ondulado, se hunde bruscamente en el mar formando magníficos acantilados; su litoral está preñado de pequeñas calas de arenas blancas formando remansos de aguas transparentes. El paisaje menorquín constituye un notable intento de conseguir la máxima armonía entre naturaleza y urbanización.
Y entre numerosos pueblos, algunos de ellos pesqueros, caben destacar sus dos grandes ciudades. La primera de ellas Maó, situada en un puerto natural de 5 km de longitud, se describe como el más bellos del Mediterráneo, aun puede verse en ella la influencia británica en los numerosos edificios de estilo gótico inglés
Y que decir de Ciutadella, esa hermosa y aristocrática ciudad situada en el fondo de un pequeño estuario y que se llena de magia al llegar la noche. Allí pueden verse los hermosos palacios de influencia italiana, que le dan a Ciutadella una aire señorial y la vez pintoresco que enamora al visitante desde el primer momento que llega a la ciudad.


Y para terminar en este pequeño homenaje a Menorca, destacar su gastronomía, artesanía y fiestas. La ensaimada, el queso de Maó, la pomada menorquina, la sobrasada o la coca bien dulce o salada son algunos de los alimentos esquisitos que caben destacar, pero sobre todos sus pescados y mariscos y la famosa caldereta de langosta. En cuanto a la artesanía, son famosas las abarcas menorquinas, así como el vidrio, cerámica, bordados, piel, plata, bisutería, joyería, perlas e incluso las últimas tendencias en moda. Y en cuanto a las fiestas, destacar la principal atracción turística de esta maravillosa isla, los Jaleos, en los que los jinetes o caixers, vestidos de blanco y negro, van sobre sus caballos por las calles del pueblo haciendo saltar a los caballos al ritmo de las canciones típicas y el alborotado gentío hace saltar a los équidos como símbolo de poderío y nobleza. he aquí un vídeo de los jaleos de las fiesta de Ferreries.


video
Espero que os guste y os entre ganas de visitar esta hermosa isla llena de naturaleza, historia, arte, cultura y sobre todo belleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario